Una cámara oculta capta cómo reacciona la gente ante el racismo