Cuando te pica pero no te puedes rascar